domingo, 29 de enero de 2012

Reciclar una lata para hacer un tiesto

Socorro... domingo y llueve a mares!! ¿Qué hacer con una niña de 7 años revoloteando por la casa? Bueno, pues un tiesto utilizando una lata... Facilísimo... materiales que necesitaremos: una lata un poco grande (imprescindible: con apertura de anilla para evitar cortes), pintura para metal (en nuestro caso, amarillo y rosa) y un par de pinceles... 


Se quita el papel de la lata sumergiéndola en agua caliente o en el lavavajillas (yo lo hice así). la pintura que he comprado (en un bazar de chinos abierta en domingo...:)... qué maravilla!) es especial para metal (1,90 €). En caso de que tengáis otro tipo de pintura, primeramente tenéis que aplicar una capa de pintura especial de imprimación para metal. Vais pintando la lata con cuidado de no mancharos y listo, la dejáis secar una hora aproximadamente y aplicáis una segunda capa.


Por último, mi hija ha escrito su nombre con pintura rosa (qué raro...). Mañana va a llevar toda orgullosa su tiesto a su clase!!. ¿A que le ha quedado bonito?.



jueves, 26 de enero de 2012

Tic tac tic tac

Me gustan mucho los relojes. Grandes, pequeños, de pulsera, los de pared... Y los antiguos por definición. Creo que dan un "sabor" especial a una casa, creando rincones con encanto, acogedores y con un toque chic.

Me encanta esta "acumulación" de objetos encima de la repisa. Parece que alguien los ha ido dejando ahí al azar.  Y la pizarra... ¡qué idea!

Y qué me decís de ese reloj abandonado en la ventana???

Y esa preciosidad en ese salón rústico todo en color blanco/crema.
Foto1: Matthew Williams. Foto 2: Christophe Rouffio. Foto 3: Gilles Trillard.

miércoles, 25 de enero de 2012



El XV distrito de Paris es uno de los veinte distritos en los que se distribuye la capital francesa. Está situado al borde del río Sena. Mirad qué bonito de noche... aquí es donde vivieron mis abuelos y mi madre durante muchos años. A todos ellos les debo la pasión por los objetos antiguos, lo rústico, lo vintage... la decoración en general.

Hay tiendecitas preciosas... y qué decir de las pastelerías!! Toda una experiencia...